Cada año, miles de personas sufren infecciones causadas por microorganismos que penetran y dañan el cuerpo humano a través de polvo de suciedad que muchas veces son imperceptibles para el ojo humano. Al analizar que las manos son las principales vías de transporte de estos microorganismos, se observa que la contaminación se produce por manos que no se higienizan o se realizan de forma incorrecta.

La higiene de las manos es una rutina común entre personas de todo el mundo, rutina que se intensificó aún más durante los días de pandemia, ya que el virus puede transmitirse fácilmente a través de pequeñas gotas, como estornudar, sonarse la nariz y luego tocar objetos que otras personas pondrán sus manos. Aunque parezca un simple hábito, existen formas correctas de hacerlo.

  La importancia de lavarse las manos correctamente

Lavarse las manos es muy importante, ya que es una de las principales medidas para protegerse contra virus y bacterias, especialmente de aquellas que afectan el sistema respiratorio o irritación ocular, que puede ser causada por tocar superficies contaminadas y luego tocarse los ojos. Una mano bien desinfectada puede prevenir la propagación de infecciones y virus respiratorios como el COVID-19 entre las personas. Por eso, decidimos traerte algunos tips de cómo higienizar correctamente tus manos y ayudarte a reducir el riesgo de proliferación bacteriana.

Hay situaciones durante el día que son principales medios de traer futuras infecciones, esto se puede evitar con simples medidas de higiene de manos ya que las manos son la principal vía de transmisión de gérmenes. Conoce algunos de los momentos que es necesario realizar una correcta higiene, para asegurarse de mantener una salud equilibrada:

  • Antes y después de las comidas, lo más adecuado es lavarse las manos para que no contaminen los alimentos que se van a ingerir;
  • Después de usar el baño, es importante tener en cuenta que este es el ambiente más propenso a las bacterias;
  • Después de toser, estornudar, sonarse la nariz o cuidar a alguien enfermo, especialmente si tiene diarrea y vómitos, evitando propagar el virus.
  • Antes y después de tocar heridas y contusiones, ya sea en ti o en otra persona;
  • Después de tocar mascotas, aunque estén limpios;
  • Después de tocar objetos que muchas personas tocan durante el día, especialmente en lugares públicos o en autobús.

Si trabajas con enfermos o necesitas cuidar a personas aisladas, debe tener una rutina diferente y lavarse las manos con más frecuencia durante el día. Hay formas específicas de limpieza si trabajas en estas áreas como, lavado de manos clínico y lavado de manos quirúrgico (podremos hablar de esto en otro artículo), ya que normalmente en un entorno hospitalario es necesario lavarse las manos y aplicar alcohol en gel para una higiene de manos aún más completa.

Consejos importantes que le ayudaron a tener una higiene de manos más segura

Ahora que tienes información útil sobre la importancia de lavarse bien las manos, te brindamos los 5 TIPS más útiles sobre cómo lavarse las manos.

 ¡EL SEGUNDO POCA GENTE CONOCE!!!

  1. Mójese las manos con agua fría o tibia, cierre el grifo y use jabón (elija un jabón antibacteriano que no dañe la piel) ;
  2. Frotar una mano con la otra, luego frotar el dorso de las manos, sobre las uñas y entre los dedos (ayudando a eliminar las bacterias debajo de las uñas);
  3. Repita el lavado una vez más o lávese las manos durante un mínimo de 15 segundos.
  4. Abra el grifo y enjuáguese las manos, retirando todo el jabón.
    Poco después, séquese las manos con una toalla desechable o limpia.

Tips extra: Si estás en un lugar donde muchas personas usan el mismo baño, cierra el grifo con una toalla de papel desechable y usa otra toalla para secarte las manos.

Si se encuentra en un lugar que no tiene agua y jabón, use un desinfectante para manos que contenga al menos un 50 % de alcohol. Lo ideal es que siempre lleves tu alcohol en gel en el bolsillo o cartera.

X
×